Páginas

sábado, 28 de noviembre de 2020

Fallé en el forecast semanal del SP500 y me he cubierto para un tirón al alza. Pincelada Bitcoin y Oro.

Seguimos pegados a máximos y con mucha ambigüedad. Es que la tendencia es impecablemente alcista, a pocos puntos de máximos históricos, pero no es menos cierto que también que ya hay muchas señales de peligro o avaricia en el mercado. Vease por ejemplo en 92 sobre 100 el indicador de avaricia de CNN. Estos indicadores no sirven para operar a cortísimo plazo, pero dan buenas pistas de lo que puede venir.



Esperaba la semana pasada un poco de consolidación, a la zona 3.510 y no fue así, el último patrón se ha seguido desarrollando y eso podría significar que queda un tironcito al alza antes de la siguiente consolidación, luego veremos dos alternativas.

El indicador MOC de grandes operaciones no dejó pistas, cerrando con un saldo semanal de solo -42 M. de dólares. El lunes apoyaron las subidas y el martes hicieron caja. El resto de la semana fue irrelevante con el festivo del pavo de por medio. Salvo sorpresa el lunes, estos dos meses cerrarán con un saldo negativo de unos 3.200 M. No es nada muy significativo, pero se observa que la mano fuerte no está acompañando la subida.

Los mercados privados, con el indicador de Squeeze Metrics, tampoco se han animado esta semana, siguen fríos. Quizás la novedad es que han aumentado un poco las coberturas, que estaban muy bajas. Otra llamada más a la cautela. No se ve apoyo de dinero tampoco.


SP500 - análisis neowave


A ver si esta semana estoy más atinado.

La semana pasada di, antes de tiempo y son confirmación, por acabado el último patrón que forma parte de lo que considero la onda 1 de la onda C de una onda b cerca de terminar, y dar paso en no mucho tiempo, a un mercado bajista.



La subida vertical la etiqueté como una simétrica con i ondas, y lo que ha venido después de la onda x, un triángulo. Mi idea era un triángulo neutral con una onda e débil y me precipité. Aún puede ser ese el escenario, pero como el precio rompa arriba el 3.667 con e > c, se puede disparar el precio, que además estaría en nuevos máximos históricos y buscar cotas muy altas para formar un expansivo. Un nivel a vigilar es la zona de 3.740 que sería un objetivo frecuente, pero no hay que despreciar las posibilidades de algo más loco como la zona de los 3.855. Me parece curioso que una corrección de toda la la onda 1 si llega a esos 3.855 en un 50% nos lleva a la zona de 3.510, que yo creo que es la zona a revisitar por la onda 2.

Obviamente si la semana provoca la ruptura a la baja de la b-d, hay que pensar que el escenario correcto era el del triángulo neutral y que la onda 1 se ha acabado.





Los que me estáis siguiendo semanalmente, si sois observadores, veréis que los objetivos que manejo antes del mercado bajista, ahora están más arriba. Esto se debe a que no me había dado cuenta que no había activado en tradingview la casilla de que las proyecciones fibo se calculen en escala logarítimica. Debería ser así por defecto, pero el fallo es mío por no mirarlo.

También he retrasado un poco en el dibujo el comienzo del mercado bajista, este ajuste es normal: a medida que avance el tiempo podré aumentar en precisión. Lo he pintado el 25 de enero, pero esta fecha puede variar muchísimo aún, para mi el límite de este escenario estaría a mitad de abril.



***

Un apunte sobre el bitcoin y el oro


¿Puede llegar una burbuja tan lejos? Esta idea nos lleva a ver en un año aprox. el bitcoin en 300.000 $ y en unos 6.000.000 $ en 10 años. Podría ser si se hunde el dolar y nos tiramos 10 años más con los bancos centrales inundando de dinero la economía.


Aunque esto no me cuadra mucho con el oro, que debería revalorizarse también, y sin embargo este gráfico me dice que por debajo de los 1.800$ el oro puede pinchar a lo grande:





sábado, 21 de noviembre de 2020

Semana de consolidación en el SP500

Han vuelto las ventas moderadas en las grandes operaciones registradas en el MOC de Market Chamaleon, con un saldo vendedor que no se veía desde la semana del 12 de octubre, que fue el principio de tres velas semanales bajistas. El saldo semanal quedó en -1.7B, siendo el viernes el día de mayor papelón con un saldo de -1.1B. Hay que recordar que la semana pasada fue la primera con saldo comprador en bastante tiempo, y fue muy intensa en compras con un saldo favorable de 3.2B. Así que hay que entender que la mano fuerte está vendiendo, como desde hace mucho, pero con tranquilidad.

Por otra parte en el indicador de operaciones en los mercados privados de squeeze metrics, seguimos con un posicionamiento neutro que no ha acompañado al mercado alcista, pero tampoco indica ventas. El nivel de coberturas es bajo. Probablemente ven el mercado controlado, sin mucho futuro, pero con viento a favor.

La masa monetaria M2 está en máximos históricos, pero la velocidad de circulación del dinero está en mínimos, no llega a la economía real, y estas grandes inyecciones de dinero que vemos de los bancos centrales lo único que provocan son burbujas, por ejemplo en activos financieros de riesgo. Es la inflación de los ricos, porque la inflación de las grandes masas de clases medias y bajas, los precios al consumo, no aparece.






Veremos que pasa con el bitcoin cuando llegue a los 20.000 $. Me creo perfectamente las estimaciones de locura que dan algunos (300.000$, y me creo perfectamente un pinchazo de burbuja). Veo muchos fans del bitcoin como si fuera algo maravilloso con mucho valor intrínseco, y yo lo único que veo es un sitio donde aparcar excesos de liquidez y especulación, con alguna pequeña ventaja si, y no solo la limitación de su oferta, pero que no justifica la fiebre existente. Valdrá lo que el consenso del mercado decida que vale, pero me parece un consenso muy volátil, que puede pasar de la euforia al pánico.

En cuanto a los indicadores de sentimiento de mercado más conocidos, cada vez están más alcistas, aunque lejos aún de dar señal de riesgo de caída de mercado.

El mercado está muy poco volátil por ahora, con el VIX controlado, y me voy reafirmando en que estamos entrando en un periodo de distribución que va a durar tanto como haga falta -si les sale bien la jugada- por las manos fuertes, tratando de ganar tiempo y colocar un poco más de papel si no salen catalizadores positivos en la economía real. Noticias de vacunas, de black friday o rallies de navidad van a ser fantásticas oportunidades para soltar papel.


Análisis neowave del SP500

El análisis de medio plazo y largo plazo sigue siendo el mismo, estaríamos  en una última onda alcista C que va a durar como poco unas cuantas semanas más, y que podría alargarse incluso hasta abril, si bien mi escenario principal es que el mercado se desplome en enero si no antes.

Tuvimos un glorioso arranque de su primera onda alcista 1, y luego ha remoloneado con 2 semanas cerca de máximos, dejando unas velas más feas que anticipan una pequeña consolidación de la onda 2 que veremos la semana que viene, creo que corregir relativamente poco.



Veremos hasta donde corrige la onda 2, yo creo que la pauta más probable en la que estamos es una "ending diagonal" que dirían los elliottistas o una "terminal pattern" que diría Neely, con extensión de onda 1, que suele ser corregida un 38% y rara vez un 62%. Si nos vamos más abajo de los 3.390 probablemente sea otro tipo de terminal menos común.

Para confirmar que estamos en la onda 2, el lunes tiene que romperse los 3.510. Si no, habrá que pensar que todavía estamos haciendo una figura en rango en el final de la onda 1, consumiendo tiempo y mareando.

Lo que si tengo claro es que nos queda por ver al menos un nuevo máximo histórico, y que será ya en diciembre. 


sábado, 14 de noviembre de 2020

La esperanza de una vacuna atrae dinero al SP500 ¿temporalmente?

Esta semana me ha sorprendido que el saldo del indicador MOC que registra grandes operaciones de fondos y ETFs, es muy positivo, llegando a acumular $3,2 B. Interpreto que la esperanza de disponer pronto de una vacuna ha alterado la dinámica del mercado mercado. El lunes se aprovechó para soltar papel, pero el resto de la semana ha sido muy activo en compras, mientras que la actividad vendedora ha ido disminuyendo.

Por otra parte, en los mercados privados no hay ímpetu comprador, más bien el nivel de interés por las compras es tibio tirando a frío, con lo que me hace dudar de que estemos ante el comienzo de una subida importante. Habrá que seguir observando porque no se pueden sacar conclusiones definitivas. 



No se ve ningún tipo de intensidad compradora por ahora, aunque algo ha mejorado.

Puede que hayamos visto algunos reajustes esta semana con entradas en compañías devaluadas que podrían beneficiarse de una salida temprana de la crisis (por ejemplo, las compras más fuertes del viernes fueron Berkshire Hathaway New, Exxon Mobil, y Chevron), pero que estas entradas hayan sido puntuales y que no alteran la foto macro de un mercado en el que los institucionales hicieron compras importantes en meses previos, y difícilmente aparecerán ya más catalizadores positivos, salvo que la economía se recupere de verdad y veamos una recuperación del empleo, sino que es más probable que veamos como la segunda ola del covid daña más la economía.

En cualquier caso, los Bancos Centrales siguen inyectando dinero, con el efecto evidente de ir inflando la cotización de los mercados bursátiles americanos. De momento este factor sostiene el flujo alcista. ¿Seguirá la mano fuerte comprado la semana que viene? Puede que se animen a apostar con las facilidades que están dando los programas de QE.

Hay además, una buena noticia no despreciable y es que el mercado amplio en el SP500 se ha recuperado. Esto es un cambio y pone en jaque mi hipótesis de que estamos entrando en una fase de distribución. Vamos a ver si en próxima semanas comienza cierta descomposición, porque es bastante difícil que un mercado sano caiga de golpe.


Por desgracia en el marco de ondas de medio plazo que sigo, la onda C de la B puede extenderse en forma de pauta terminal durante meses incluso sin presentar un análisis interno claro. De hecho, esta semana no me atrevo a hacer un análisis de corto plazo, necesito ver más movimiento para ver si comienza a perfilarse algún patrón reconocible.

Por ahora tengo este esbozo, que significa que la primera onda alcista de la  aún no ha terminado.


Parece que su última figura es una plana con una onda c en terminal. Es pronto para definir una estrategia. Puede que hayamos visto los máximos de este tramo, y que esta c terminal no logre alcanzar la cota previa. Tampoco espero grandes correcciones a este tramo, estoy fuera observando hasta tener una convicción más fuerte, creo que vamos a estar haciendo unos dientes de sierra cerca de máximos, que en algún momento de noviembre o diciembre se verán nuevos máximos, y que nada estará claro hasta que el mercado caiga, pero es muy pronto para eso.

martes, 10 de noviembre de 2020

Peligro con la distribución con USA en máximos

Sabemos que en los mercados privados se han incrementado las ventas, y que en toda la semana en el indicador de grandes operaciones MOC se vieron fuertes saldo vendedores (a excepción del viernes).

Este lunes de impresionantes subidas y muchísimo volumen también sirvió para soltar papelón.

Está clarísimo que los institucionales se están preparando para salir del mercado. No sé si puede haber algo que les haga cambiar de opinión, pero llevan una temporada vendiendo. Voy a estar atento esta semana, una vez asentadas las elecciones de USA y se le da puerta al indeseable de Trump, si sigue la inercia vendedora, porque sospecho que ya estamos en proceso de distribución.

No pude escribir el post el fin de semana ni el lunes. Casi que me he ahorrado subir algo incorrecto porque la verdad es que la subida a máximos de USA del lunes no la esperaba. Si que subí algún gráfico en Twitter @El_Pardi_Feroz y rapidamente busqué alguna solución al cambio de ritmo.

Mi visión no ha cambiado tanto: seguimos en un escenario alcista en sus últimos coletazos. Lo que pasa es que creo que el final está aún más próximo, y el potencial de ver altas cotas ha bajado.


No hay mucho que decir, el triángulo que estaba siguiendo era una pista falsa, pero el resultado es muy parecido porque la estructura de grado mayor no cambia: el mercado bajista está a la vuelta de la esquina con los mismos objetivos, y a este mercado bajista aún le queda un tironcito al alza.

Mi idea ahora es que estamos en la C final de un zigzag, habiendo sido la B  un triángulo neutral bastante inusual por la fuerza su subonda b, pero que respeta las proporciones canónicas de su subonda c respecto a las otras dos subondas de avance dentro del patrón.

Esta onda C  final tiene toda la pinta de ser una terminal. Hay que ver cómo se desarrolla pero lo típico es que la primera onda sea la extendida, y eso me cuadra con su estructura interna, el avance que ha dado, y el resto de condicionantes que provocan las ondas de grado mayor que limiten el potencial del SP500 a los 4.000 puntos, siendo el objetivo probable el rango 3.695/3.825, y que la figura tenga que derrumbarse a lo bestia, pero no antes del 25 de noviembre. Si que es posible que el próximo máximo histórico sea el último en una larga temporada, lo alcance la subonda 3 de la C, y la 5ª sea un fallo por debajo.