Páginas

domingo, 18 de febrero de 2018

Los cambios de ciclo son procesos lentos


Aunque esta semana los rendimientos de la letra del tesoro americano a 10 años han frenado su subida y han cerrado en una rentabilidad del 2,87%, ya es un nivel suficiente como para pensar que estamos en un momento de transición en el ciclo en el que hay que ser muy selectivo en la renta variable. Pese a que vemos subir los tipos de interés, la marcha de la economía americana sigue resultando prometedora, con lo que en renta variable aún queda recorrido al alza en valores concretos.

Podríamos estar en la fase ya de conformación de índices planos, entrando en un largo periodo de distribución (algo que creo que ya comenzó en Europa).

Queda recorrido al alza en empresas que no estén muy endeudadas y sigan ganando cuota de mercado. Va a ser difícil encontrar entradas fáciles en largo por el grado de sobrecompra. Probablemente durante las caídas de hace 2 semanas había que haber aprovechado para entrar en empresas como Amazon, Netflix, Google, etc. pero a mi me faltó visión.

En cambio, es el momento para buscar estrategias bajistas en empresas fuertemente endeudadas con bajas expectativas de crecimiento, en las economías más débiles. Eso es lo que están haciendo firmas importantes con sus entradas en corto en valores del IBEX.

También se puede encontrar recorrido al alza en materias primas.

Otra estrategia es buscar oportunidades de entrar en corto en el T-Note y el Bund. 


Renta Variable



Por los comentarios diarios de Cárpatos del mundo Hedge Funds sabemos que en balance han estado toda la semana neutrales, no se han posicionado compradores ni vendedores. Esto no quiere decir que no hayan hecho nada, simplemente no hay una posición dominante.

Sabemos por los datos de Perpe.com que durante la semana previa a esta, por parte de los fondos hubo huida de la renta variable americana, al nivel más alto desde el pánico en Octubre de 2008 en términos de volumen. En cambio, las entradas en fondos y ETFs de renta fija gozan de excelente salud, y los monetarios van reduciendo su saldo negativo a una velocidad considerable. En definitiva, lo que ya sabíamos: la renta variable pierde inversores frente a otras alternativas, especialmente frente a la renta fija.

Imprescindible seguir el blog de Markettiming.es para tener un estudio diario de calidad de la amplitud de mercado. Desgraciadamente no hay consclusiones concluyentes, sólo sabemos que el peligro no está despejado. Parece que la mano fuerte ha aprovechado las caídas para hacer compras, pero no hasta a un nivel que despeje la incertidumbre, y hay que esperar un poco más para ver si podemos tener una fuerte réplica bajista o el fondo del mercado efectivamente se recupera.



Además de buscar zonas de soporte y resistencia por volumen, también uso un indicador, pero las conclusiones que saco las tomo con pinzas, partiendo de los discutibles conceptos de PVI y NVI, derivados de Dysart y de Fosback. Muy resumidamente:
  • PVI: Incrementos de volúmenes positivos respecto a su media anual nos sugiere que la masa desinformada toma posiciones de manera impulsiva en los días en que el volumen se incrementa de manera notable siguiendo la estela del precio.
  • NVI: Su valor respecto a la media anual trata de ir midiendo la acumulación y distribución de la mano fuerte. Cuando lleva una prolongada acumulación, con una tendencia de las cotizaciones plana o bajista, eso hace pensar que en un próximo futuro seguirá una tendencia alcista y viceversa, si se detecta una prolongada distribución, eso hace sospechar que las manos fuertes están saliendo.
La premisa es que la mano fuerte, informada e inteligente, toma posiciones los días en que el volumen disminuye. Esto hay que matizarlo porque no se puede comprar grandes cantidades sin dejar un rastro de volumen en un día, pero se supone que se puede hacer grandes inversiones a lo largo del tiempo, de manera gradual. 
Yo no activo compras ni ventas con estos conceptos y me limito a observarlos de manera de apoyo a lo que muestra el precio. He cosntruido el indicador con DEMAs en vez de con EMAs por darle más peso en las medias a las últimas jornadas.
  • El histograma en color verde sugiere que manos débiles y fuertes están compradoras a la vez.
  • El histograma en color rojo  sugiere que manos débiles y fuertes están vendedoras a la vez.
  • El histograma en azul -en el lado positivo- sugiere que mano fuerte "acumula" y mano débil vende. 
  • El histograma en azul -en el lado negativo- sugiere que mano fuerte "distribuye" y mano débil compra.





La conclusión podría ser que la mano fuerte ha aprovechado, en los índices americanos, para tomar posiciones de manera decidida. La mano fuerte recupera el optimismo de la segunda mitad del año pasado, mientras que la mano débil se ha asustado o ha hecho caja.


Pero insisto, esto hay que tomarlo con pinzas porque sería conclusiones basadas en los conceptos de NVI y PVI, que no son "hechos" sino interpretaciones. Sospecho que esto se aplica mucho mejor a valores que a índices.


Dow Jones y SP500 aún no han logrado consolidar su rebote por encima del 62% de la caída de las dos semanas anteriores. El Nasdaq ya lo ha hecho.
Al igual que el SP500 y el DOW, el Nasdaq ha aliviado la sobrecompra, pero el índice sigue recalentado.
Pienso que volvera a máximos probablemente, pero ya con menos fuerza y tal vez dejando divergencias bajistas.

En Europa, por ejemplo en el grafico del EuroStoxx, ya se ve ese periodo de aplanamiento de los índices y distribución de la mano fuerte, previo al pánico de estas semanas.

Creo que no queda más remedio que estudiar valor por valor. He estado mirando dentro del IBEX y hay muy poco donde escoger.


Letras del Tesoro Americano

Los bonos americanos a 10 años han caído la zona de máximos del 2012 y han rebotado tímidamente sin llegar a tocar los mínimos del 2015. Hay que seguir muy atentos a ese posible soporte, se está viendo volumen, y pudiera ser una capitulación por pánico vendedor. Si hace soporte, ayudará mucho al rebote de la renta variable. En cambio, si se rompe esa zona, veremos tormenta de nuevo en los mercados..


Bund

El bono alemán quizás ha frenado la sangría, el tímido rebote ha podido marcar un soporte con volumen. No ha tocado los mínimos del 2017, que sería su soporte más cercano, pero ha quedado muy cerca. Tiene que demostrar mucho más, de momento parece un rebote para seguir cayendo a corto o medio plazo.

Veo más probable un lateral de la renta fija por esta zona que la ruptura inmediata de un soporte tan importante, pero por ahora no hay señal de vuelta alcista.



Oro

Luchando con la resistencia en la que se encuentra, zona de los máximos de 2017 y 2016 (zona 1.376$). Siguiente resistencia en la zona de máximos de 2.013 en (1.434$). Si puede con ellas, debe aspirar a la zona de máximos de 2.102 en 1.788$.
Si el dólar continúa su devaluación, la teoría dice que romperá resistencias.



EUR/USD

El par parece estar marcando resistencia en la zona de máximos anuales 1,255, dejando divergencias bajistas y velas con mechas de de rechazo. Sin embargo, la tendencia es alcista, y entiendo que es más probable que o bien se acabe imponiendo la senda alcista o bien se vea un periodo lateral atascado bajo la resistencia. Puede que apoye en la zona de 1,2 o en la directriz alcista.


USD/JPY

En caída libre, pero se ha parado la sangría de esta semana en la zona de soporte de máximos de 2.014. De perder esta zona actual, se abre un abismo a la zona de 100. Ahora tiene resistencia en la zona de 107-108.


EUR/JPY


Va perdiendo fuelle, camino de los mínimos del año 2017 en 131,17. Creo que los perderá.


GPB/USD


Mantiene una sana tendencia alcista, no se ven resistencias inmediatas importantes, no obstante se ve cierto rechazo en las últimas velas y hay algo de sobrecompra.



domingo, 11 de febrero de 2018

Vistazo previo a la semana del 12 de febrero: T-Note, Bund, SP550, DAX, Ibex, Brent


Los objetivos bajistas en la renta variable que apuntaba en la entrada de la semana pasada ya se han alcanzado. Ha sido una semana muy dura para la renta variable. No pensé en un ajuste tan rápido. Esto me hace pensar que aún no se ha visto lo peor y que estos niveles actuales sólo son un nivel propicio para frenar temporalmente la corrección. Quizás sea un nivel para probar fortuna con un stop muy ceñido y buscar al menos un rebote, quizás sea un nivel de soporte de mantequilla porque aún no hay síntomas de vuelta.

Hablo de corrección porque aún es demasiado pronto para pensar en un cambio de tendencia en índices tan sanos como los americanos. Debería verse un periodo de distribución, más o menos horizontal, de muchas semanas, antes de verse un cambio claro de tendencia. En peor estado que la renta americana está el atribulado DAX, como veremos más adelante.

Renta Fija

Vamos a empezar, como la semana pasada, echando un vistazo a la renta fija, principal competidor que tiene la renta variable por captar el capital de los institucionales.

Con la subida de la rentabilidad de la renta fija, Las Letras del Tesoro Americano a 10 años han pinchado el soporte de largo plazo, como se ve en velas mensuales:


Lo que fue zona de máximos durante la década  1.998-2.008 es la actual zona de potencial rebote. Si desde aquí no se arma un rebote, la renta variable va a tener un enemigo formidable: renta fija de muy bajo riesgo y rentabilidades decentes. El hueco para la caída es tremendo.

Si nos fijamos en plazos menos largos, en velas semanales, podríamos pensar que no sólo se está perforando la zona de soporte, sino que puede haber hecho un throwback a los mínimos 2.103-2.016, sin recuperarse, confirmando la amenaza de seguir cayendo.

Pero con soportes de tan largo plazo hay que ser muy prudentes. Es cierto que se ha pinchado, y tiene muy mala pinta, pero vemos que en el corto plazo, en velas diarias, puede haber encontrado algo de pie en la base del canal bajista:

Ya sabemos que los soportes no son líneas mágicas, sino zonas de referencia. El precio sigue estando en la zona, y se puede confiar aún en un rebote. Se puede ver en el gráfico de arriba que aún es posible una estabilización e incluso un rebote. Para ello, es necesario que la cotización rompa al alza el canal bajista de corto plazo, representado con la directriz roja, y de esto no hay señales por ahora.

Y en el caso del BUND en semanal, la situación es muy parecida, sólo que no hay asideros de corto plazo. En velas semanales parece que aún no ha encontrado punto de apoyo. Se han perdido niveles de soporte horizontales, y la esperanza ya está un poco más abajo, en la base del canal bajista.

Bastante mala pinta por tanto.

Renta Variable

Mi conclusión es que hay mucho riesgo de que no se haya visto lo peor. Dicho esto, tampoco veo por ahora que estemos en un cambio de tendencia, sino que de momento parece una corección severa. Parece que lo que más ha movido el mercado es que haya minoristas haciendo caja. Cuando hablo de minoristas me refiero a personas o compañías que no mueven

Si miramos en el SP500 contado, en el rabioso corto plazo en velas de 30 minutos, no hay ningún elemento que nos lleve a pensar que la reacción alcista del cierre del viernes vaya a ser un punto de inflexión. Es muy pronto para saberlo. De momento sólo se observa lo típico de las situaciones bajistas: caídas duras y rebotes que provocan enganchones entre los más optimistas.

En verde, voy pintando en el gráfico la base de un posible canal bajista, pero es sólo una elucubración. También se puede observar una directriz bajista acelarada, en rojo. Por debajo de esa bajista, en mi opinión no se debe entrar en largo. Y si se hace, no hacerlo al menos sin usar stops ceñidos al último mínimo.
Quizás, si se viera esta semana un máximo de corto plazo por encima del contado en 2.723 se podría arriesgar un poco más en el lado largo. Pero para mi, que me he vuelto muy conservador y descreído, si no se ve un rebote por encima del fibo del 61,8% en 2.743, es mejor olvidar el lado largo, salvo que se trate de especular en el corto plazo y con stops muy ceñidos.

Ya sé que parecen precios ahora atractivos para hacer cartera pensando en el largo plazo, pero no hay que fiarse porque aún no veo capitulación. No ha llegado la sangre al río. De hecho, los institucionales no se han inmutado, ni aumentan posiciones ni desinvierten, como se puede ver en el gráfico de abajo en velas diarias.

No se ha llegado a una sobreventa extrema ni siquiera en velas diarias, y los únicos que se han asustado son los minoristas, que han corrido a poner a salvo sus ganancias del 2.017. No hay motivo para pensar que los institucionales vayan a entrar a comprar, o incluso que no vayan a comenzar a desprenderse de renta variable. Mucha precaución por tanto con los rebotes, que pueden ser en falso.
Semanalmente, que es como me gusta mirar el mercado porque me parecen más fiables las conclusiones, más de lo mismo: los niveles de soporte relevantes están muy lejos y no hay motivo para pensar que se ha tocado fondo.
Ni hay sobreventa importante ni se han liquidado posiciones significativas entre institucionales o minoristas. Ahora mismo la directriz alcista está un 7% abajo, en los 2.425 aprox. Si vamos hací ahí con velocidad, me extrañaría mucho que sirviera de apoyo, es sólo una línea pintada en el gráfico.

En el DAX ya estamos cerca de niveles significativos. Para mi, que resistan los mínimos de 2.107 es relevante, en la zona de los 11.400. En el caso del DAX, los institucionales están huyendo del mercado, y los compradores más activos en las semanas previas fueron los minoristas.

Sorprendentemente, en el IBEX no veo en semanal a los institucionales huyendo. Tampoco hay sobreventa aún.
Eso sí, la zona de 9.200, zona de mínimos de 2017, se ha quedado muy cerca. Por mi sistema de referencia, otra semana igual de mala que le arranque al IBEX más de un 5% y perfore los 9.200, me llevaría a pensar que este índice ha entrado en un cambio de ciclo. Mientras tanto, es la perfecta arena de combate para especuladores de corto plazo que quieran cazar rebotes con stops ceñidos. Si no se ve la entrada de estos especuladores, menos razón aún para hacer cartera.

Mercado Brent

Y para acabar por hoy, un vistazo al mercado del Brent en velas diarias. Me parece interesante tenerlo en cuenta como nuevo factor potencial de desastabilización de la renta variable. Caídas excesivas en el precio del barril de brent, tienen efecto directo en las compañías del sector, muchas de ellas muy endeudadas, y esto -de prolongarse- acaba impactando por impagos al sector financiero que las financia.

Aún estamos lejos de eso, y además no se ha llegado a la zona de soporte de 56$-57$, pero conviene tenerlo en el radar.


domingo, 4 de febrero de 2018

Sale dinero de la renta variable

Primera correción de sobrecompra desde el verano en el mercado variable americano, y con una violencia no vista desde enero del 2016.

Hace 6 semanas escribí que esto pasaría en unas pocas semanas, la sobrecompra era extrema y tenía que ser aliviada.

La rentabilidad de los bonos está subiendo, esto provoca importantes flujos de dinero desde la rentabilidad variable hacia la renta fija. Se puede ver como el gráfico de las Letras del Tesoro Americano a 10 años, aún siendo alcista en el muy largo plazo, está bajista en velas semanal y atacando zona de soporte. Entiendo que en la zona de soporte podríamos ver un rebote en el corte plazo, y ese rebote equilibrará el trasvase de dinero entre los mercados, provocando un rebote a la renta variable.


Si en esta zona de soporte no origina un rebote, lo veríamos más abajo por sobreventa, pero el gráfico quedaría aún más deteriorado, y tendríamos la amaneza de una estructura con mínimos decrecientes.

Si nos fijamos en los gráficos del Dow Jones y el SP500, se puede ver lo lejos que aún estamos de las directrices alcistas, y que los gráficos en semanal muestran una tremenda salud alcista:
En el gráfico de arriba se ve al Dow en semanal con perspectiva, y lo de esta semana sólo parece un estornudo. Un estornudo violento que muy probablemente va a tener continuación. Estas velas bajistas tan violentas no se suelen ver aisladas, lo habitual es que tengan continuación bajista en las siguientes semanas o réplica bajista tras un rebote más débil.

En el gráfico de debajo de estas líneas está el SP500 también en velas semanales pero para un plazo más corto. Creo que una zona de frenada o de rebote puede ser la zona de 2.600-2.650. Yo no voy a tomar posiciones alcistas ni bajistas por ahora, estoy fuera de mercado y voy a observar.

Pienso por tanto que el SP500 va a perder muy probablemente entre un 4% y un 6% adicional.

En términios parecidos pienso en el IBEX, que se va a ir a la zona de 9.600 e incluso 9.200.

 No descarto la posibilidad de que dentro de un tiempo podamos hablar de esta semana como el final de un largo ciclo alcista en la renta variable, pero eso ahora nadie puede saberlo. Sí que es verdad que el IBEX da pena, y el DAX podría haber marcado un techo:


Yo no tengo posiciones alcistas y no pienso abrirlas por ahora. Vamos a ver qué hace el mercado, y luego nos sumaremos. Tiene mala pinta. Igual dentro de poco hay que pensar en estrategias bajistas, pero no voy a correr ahora tras el precio.