Páginas

domingo, 11 de octubre de 2020

SP500 tiene un último obstáculo en el 3480/3.500 en el corto plazo

Semana muy alcista donde seguimos sin ver a los fondos inyectar dinero con decisión. Por un lado vemos un saldo semanal comprador en el indicador MOC que trata de ver los movimientos de los fondos y ETFs registrando operaciones de más de 50.000 acciones. Tenemos compras por  5.1 billones y ventas por 3,8 billones en el lado semanal. Después de un tiempo de predominancia vendedora, las compras se están imponiendo en las grandes operaciones. Los toros se impusieron claramente el día 2 y el día 7, también ganaron el 8 de manera más ajustada, y los osos dieron batalla dura el 5 ganando por la mínima y lograron imponerse el 6, único día bajista de la semana, ayudados por el tweet de Trump en el que afirmaba que no iba a aprobar el paquete de estímulo fiscal.

Por otra parte, en los mercados privados donde se hacen grandes operaciones la semana ha sido vendedora. Creo recordar que aquí se dan un 30% de las transacciones. Viendo el comportamiento del gráfico parece un buen indicador adelantado con uno o dos meses de margen. No para operara a corto plazo.


Me imagino que todos los sistemas del mundo basados en tendencia ya han marcado señal de compra después de una semana tan alcista, y en cambio tenemos señales de que la mano fuerte no está apoyando de manera convencida. 

Siguen empujando los particulares, que son los verdaderos creyentes del lado largo.

En el SP500, sabemos por los estudios de Paban Raj Pandey, en su web Hedgopia, que los hedge funds aumentan largos en futuros. Yo no sé si tomarlos como indicador inverso, no parecen acertar mucho.


Y se van quitando la gran cantidad de cortos que tenían (y aún tienen pero ya menos) en el Nasdaq. Deberían haberlos cerrados todos la semana pasada. Me pregunto si los tienen como cobertura de acciones del Nasdaq. Parece muy agresivo y un tanto suicida si no es así. 


Parece todo muy despejado para los toros hasta el máximo de los 3.588. Un cierre masivo de cortos les puede dar alas. El soporte de corto plazo queda ya un poco abajo, para mi es el mínimo del día 6, los 3.354, que es el día en el que hubo más lucha y se movió más volumen. Yo sospecho que el rango del día 6 (3.432-3.354) será testado de nuevo en no mucho tiempo, y en cambio los mínimos mensuales no se verán ya en un buen tiempo.

****

En cuanto a las ondas de elliott de la escuela neowave, hay que barajar al menos dos escenarios siempre. Uno bajista y otro alcista.

En la visión bajista de corto plazo:

En el lado bajista, voy a seguir trabajando el escenario del triángulo porque hay elementos que han estado funcionando muy bien, y además pronto saldré de dudas ya que esta semana es la última en la que la onda d del triángulo puede seguir desarrollándose. Tiene hasta las 18:00hrs del 16 de octubre, como tarde. A partir de esa hora, la onda d sería más extensa en tiempo que la suma de las tres ondas precedentes y el escenario quedaría descartado. También sería inmediatamente descartado si antes de ese momento se recuperan los máximos históricos en 3.588. Además, a esa misma hora del 16 de octubre, coincide que la onda d sería 2.618 veces más larga en tiempo que la onda b.

Otro hito temporal a vigilar es el 13 de octubre a las 16:30hrs, que sería la suma de la extensión de tiempo de las dos ondas precedentes. Es muy típico que cuando 2 ondas consumen una cantidad de tiempo similar, la tercera se relacione en tiempo de esta manera.


Este escenario nace de la idea de que desde máximos históricos estamos en un triángulo contractivo con alternancia inversa entre las ondas b y d, lo que le hace emular a un triángulo expansivo en cuanto a canalización.

¿Por qué me empeño en el escenario del triángulo?

Hasta ahora me ha parecido un escenario sólido, con relaciones en sus ondas en precio en escala logarítimica y tiempo.

  • Tenemos que la onda b retrocedió a la onda a un 38,2%. La onda c tiene una relación externa en precio aproximada, en su final ortodoxo, de un 38,2% de caídas adicionales de la onda a, y es un 78,6% de la onda a. Además el final ortodoxo de onda c cayó porcentualmente tanto desde el final de la onda a, como ascenció la onda b desde el final de la onda a.
  • La onda b es exactamente tres veces más larga en tiempo que la onda a. Y las ondas b+c en tiempo son cinco veces más largas que la onda a, que es otro número como el tres de la serie de fibonacci.
Además, la onda d está cumpliendo con lo esperable y está dentro de su plazo de tiempo. No estoy cómodo con que rebase los 3.480 (luego veremos este punto) pero no ha pasado nada por ahora como para que descarte el escenario.

Pero la razón principal por la que no doy final de pauta completa en los 3.229, sólo final de onda c, es porque el final de la onda b no ha sido recuperado en menos tiempo que el propio tiempo consumido por la onda c. Sólo se retrocedió en plazo la última onda de la onda c, y eso significa que seguimos en la onda d.

Como he explicado más arriba, la onda d no agota su máximo tiempo teórico el 16 de octubre a las 18:00hrs. En cuanto a precio, hasta el 16 puede pasar cualquier cosa:

  • Sigo vigilando los 3.480 como nivel en el que la onda d iguala a la onda a. Ademas coincide con el máximo del 4 de septiembre, y los osos ya no tienen más trincheras visuales hasta los 3.588. Es un buen sitio para que den guerra.
  • Sin embargo los 3.482 fueron el máximo del viernes y solamente causaron un tímido rechazo si se puede llamar así al lateral del final de la jornada que acabó en 3.477. Desde luego como nivel lo considero válido, sólo son 2 puntos de derrape en 252 puntos, hay que dar un poco de filtro a estos objetivos y un punto porcentual está dentro de lo normal (creo que desvíos de hasta el 4% son tolerables), pero lo que está claro que el precio no reaccionó con la violencia que se ve en los cambios de onda.
  • Otro nivel interesante en el que fijarse, siempre con el plazo máximo dado para el 16 de octubre, es sumarle un 61,8% a la onda b, y eso son los 3.492 puntos, con un filtro máximo hasta el número redondo de los 3.500 puntos.
  • Bien pudiera ser que tuviéramos alzas al comienzo de la semana, que fueran parcialmente corregidas, y el final ortodoxo de la onda d quedase por debajo de los máximos alcanzados, fallando en la recuperación de la máxima cota semanal. Algo muy típico en un cambio de onda.

La onda d aporta pistas si la miro en gráfico intradía, algo que si bien no se recomienda en noewave, pienso que con paciencia muchas veces sirve para desvelar una pauta. Creo que hay que encontrar cierto equilibrio entre lo que propone Neely, que es no bajar nunca de velas horarias y la posibilidad de mirar velas minuteras.

Sabemos que tiene que alternar con la onda b, que fue una onda plana. La más clara del grupo, que a diferencia de las ondas a y c no deja dudas de que fue una onda estándar.


Si miro en velas de 30 minutos la onda d, podría pensar en un zigzag. Lo mismo que fueron las velas a y c. Es común ver zigzags formando las ondas internas de un triángulo.


Idealmente, sería más claro el impulso desde los 3.229 hasta los 3.356 en vez de ese churrete con gap alcista que a mi me pareció inicialmente una w. Pero bien pensado, a lenta corrección posterior del día 29 encaja mejor con una 4 que con una x como marqué inicialmente. Después, lo que identifiqué como un triángulo neutral cuya sub-onda final era a su vez un triángulo, es una pauta terminal para hacer la onda 5 como pauta terminal. Ahí se completa la A del zigzag. Lo siguiente que tomé como una onda x es una onda a, la diamétrica es la onda b, y petardazo abajo por el tweet de Trump es la onda c para completar la B del zigzag.

Este recuento presenta un punto negro importante: Si contamos la onda B desde el máximo de la 5, se cumple la condición necesaria de que la onda B sea al menos tan larga en tiempo como la onda A. Pero si lo medidmos desde el final ortodoxo de la pauta terminal, no cumple. Estamos hablando de un desvío temporal del 10%, lo cual en condiciones normales no lo admitiría, pero cuando hay pautas terminales por medio, pasan cosas extrañas alrededor de los límites temporales, y lo voy a dejar pasar. El resto del escenario funciona bien.

La directriz alcista zigzag refuerza la importancia de los 3.554. Vamos a ver si tenemos un impulso limpio desde ahí, o es una C terminal. Si no es la onda primera, y preferiblemente la extendida, de una pauta terminal, la onda d se va a ir a la luna y probablemente el escenario bajista salte por los aires.

Los osos necesitan algo así:


Sería buena señal el quiebre de la directriz 0-B, típico en el desarrollo de las ondas C en las formaciones terminales.

A partir del final de la d , se puede pensar en objetivos para la e. Por ahora, si se cumple el escenario de la terminal, tocaría bajar al menos a los 3.354 de nuevo.

En la visión alcista de corto plazo:

Dado que no se han visto retrocesos desde los 3.354 es difícil poner un objetivo a la visión alcista. Ahora mismo no hay límites hacia arriba más claros que los máximos anuales. Si se pasa de los 3.500 dudo mucho que los toros no logren coronar. Si estamos en un zigzag, un objetivo típico para la C es igualar a la A, en los 3.530 puntos. 

Si en la jornada 16 estamos por encima de los máximos anuales, el conteo que llevo está mal. Significaría que ya terminó la onda F de Neely, aunque que él mismo no tiene claro porque en velas diarias no da esa impresión en el comienzo de la supuesta vela G.


Sin embargo, con la cota máxima alcanzada el 6 de octubre se cumple en velas diarias la regla de que una pauta sea retrocedida en menos tiempo que la posterior para darla por acabada. Se cumple por unos pocos puntos, y no consolida el avance hasta el día 8, que es tarde, pero ahí queda la duda. Dudas que se van despejar esta semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen consejos y críticas constructivas!