Páginas

domingo, 20 de septiembre de 2020

O rebote fuerte hacia nuevos máximos o se desmorona el SP500

 

En el SP500 se acumula una tercera semana bajista pero no es tan grave por ahora como parecía por la vela de giro semanal en máximos históricos, casi una envolvente completa. Las siguientes dos velas bajistas no pueden conformar junto con la primera "3 cuervos negros" porque realmente no son velas tan poderosas en términos de movimiento de precio. Aún así, la amenaza asoma.

Por otra parte el SP500 tiene por debajo varios elementos técnicos de soporte, y aún podría perder casi otro 7% sin que fuera realmente alarmante. Por debajo de los 3.150 los nervios se dispararían.

Precaución, eso sí, porque el sentimiento comprador reinante basado en, a mi juicio temeraria, percepción de que la FED o los bancos centrales van a estar inflando indefinidamente el mercado, o que veremos una pronta vuelta de la economía a niveles pre-covid, se podría esfumar. De hecho, esta semana los hedge funds han llevado su saldo vendedor a máximos históricos, en contraposición al pequeño inversor que sigue sobrecomprado y apalancado especialmente en las Tech más populares buscando participar de la oportunidad de los negocios digitales. Por el momento los institucionales no han hecho mucho por mover el mercado y observan. Esta semana se ha roto la tendencia bajista de volumen, puede haberse dado alguna capitulación de pequeños inversores y está entrando dinero desde posiciones de cash, deduzco que desde institucionales que liquidaron más arriba y han recargado un poco sus carteras.

En los mercados privados comienza a entrar dinero:


Mi impresión es que puede quedar un tramo alcista antes de un saneamiento de mayor envergadura que el presente, lo cual no significa que la corrección actual haya terminado, aún no hay signo de recuperación de la tendencia alcista, y mientras que esté por debajo del 3.400, el SP500 está vulnerable. 


Desde los 3.000 puntos, no habíamos tenido tanta volumen en diario. Este detalle, junto con todos los posibles soportes presentes antes de que la tendencia alcista dominante se pueda truncar, contribuye pensar que estamos en una corrección que no se alargará mucho.

Desde máximos, me parece que la caída vertical hasta el 8 de septiembre incluido, se puede identificar como un expansivo no restrictivo de Neely, respetando sus reglas estándares:

a) al menos 4 de las 5 ondas deben retroceder un 50% la anterior, y 

b) Solamente veremos 4 puntos de tangencia.

La presencia de un triángulo expansivo no restrictivo alerta de una formación correctiva compleja, siendo la primera onda podría ser el comienzo de muchas alternativas que se irán acotando según veamos evolucionar las siguientes ondas del grupo.

Después de este triángulo expansivo, que de momento he etiquetado como una onda "A", con la pérdida de los mínimos, parece lo más plausible que se haya finalizado una onda "B" con forma de plana


Como esta onda B es un retroceso del 38,2 de Fibonacci, la onda A no era impulsiva, y esta onda B ha consumido el doble de tiempo de la onda A quedan descartadas muchas figuras, siendo la más probable otro triángulo expansivo de carácter muy bajista.

Este escenario tan dramático no me convence. Para darle credibilidad tendríamos que tener esta semana próxima muy bajista (una pérdida mayor del 7%). Si se diera esa circunstancia, perforando los 3.150, habríamos obviamente iniciado un nuevo mercado bajista para varios meses.

Me inclino más por el siguiente escenario alternativo con una diamétrica de Neely desde máximos, lo que habilita un escenario con rebote fuerte de manera inminente:


No es una diamétrica muy canónica, con una onda "b" que retrocede a la onda "a" entre el 38,2% y el 50%, y con una onda "a" más extensa en tiempo que la onda "b" y la "c", pero creo que no va contra ninguna norma de Neely.

Vamos a ver qué hace el precio, la onda "g" en formación podría meterse por debajo de la directriz "c-e" o no. No es obligatorio. Sabremos que la diamétrica habrá acabado por la reacción contraria a la onda "g" bajista:

En orden de prioridad, estas son las cosas que puede esperar después de la onda "g" de un Diamétrica. La onda inmediatamente después de la onda "g" será más grande y más rápida que cualquier tramo en la misma dirección (bajista en este caso) que haya ocurrido durante la onda "g". A continuación, si esa onda posterior a la "g" también es más grande y más rápida que las ondas (alcistas en este caso) "b", "d" y "f" dentro del Diamétrica, entonces la Diamétrica termina un solo tramo de una formación más grande, lo cual en nuestro escenario implica un ataque a los máximos históricos del SP500.

Si el movimiento después de la onda "g" no es más grande y más rápido que las ondas "b", "d" y "f" dentro del Diamétrica, entonces probablemente se esté formando una onda X que habilite otro tramo bajista pero no tan violento como el escenario del triángulo expansivo.

Un escenario con un rebote sin nervio que no recuperase los máximos anuales, sería que la diamétrica formase un tramo de un patrón continuo más grande como la onda 1 bajista de una formación terminal desde máximos. Para que esto tenga encaje hay que valorar recuentos mayores, y estaríamos hablando de que la caída del covid fue el comienzo de la A de una Plana, el rebote  máximos la B de la plana, y ahora estaríamos iniciando una C terminal, lo cual también sería un escenario bastante bajista en el 2021 pero tremendamente alcista en el 2022.

Ahora mismo el escenario más probable que baraja Neely es que estemos todavía rebotando a la vertical "a" bajista (sospecha de un expansivo en formación para la onda E) y no se haya iniciado aún una corrección severa:



Mientras no perdamos los 3.150, me parece lo más probable. Si la semana que viene se logra sobrepasar la zona de 3.400 con violencia alcista, este escenario se refuerza. Un giro fuerte tras un clímax previo de entusiasmo alcista con la obtención de nuevos máximos históricos es posible.

Por ahora ese rebote no ha asomado, de momento el precio sigue cayendo, y una cuarta vela semanal bajista no es descartable en ninguno de los escenarios descritos, si bien se debería ver cierta reacción alcista al final de la semana para seguir confiando en el rebote brioso que espera Glenn Neely como escenario principal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen consejos y críticas constructivas!