Páginas

domingo, 8 de abril de 2018

El giro en la parte baja del lateral no llega

Algo debe temer la mano fuerte cuando no hay rastro de ella aprovechando las caídas americanas.
Se puede ver en Perpe como ya han salido más de 50.000 millones en fondos de la renta variable americana en lo que va de año.
Hay muchos titulares centrados en la guerra comercial con la que Trump quiere enfrentar USA a China, y otros tantos sobre Facebook, sus negligencias y las multas que recibirá, o la guerra en Twitter entre Trump y Amazon. Seguro que si empresas como Boeing, Facebook o Amazon se desploman, tienen un gran poder de arrastre.

Pero el miedo viene de antes, no son por situaciones por ahora coyunturales, viene del momento en que, precisamente por la buena marcha de la economía, los costes laborales americanos comienzan a dispararse amenazando con llegar a un incremento 3% anual. Recordemos que la economía americana se encuentra con un 4,1% de tasa de paro -lo que técnicamente es pleno empleo-, y se habla de las 4 subidas de tipo anuales para frenar la inflación consecuencia de este pleno empleo y la rigidez en la oferta. Se habla mucho de la potencial escalada en la rentabilidad de la Nota y de que una vez que de una renta superior al 3%, a la vez que los Bancos Centrales comiencen a retirar dinero de la economía, el mercado de renta variable se desinflará.

Sin embargo, la presión de la rentabilidad de la Nota del Tesoro Americano a 10 años está bajando a corto plazo. Eso me sugiere que en las últimas semanas las manos fuertes no tienen tanta confianza en la economía americana.

Se da la paradoja de que estamos en un punto en el que si la economía mejora, subirá la inflación y es malo. Pero si la economía no mejora, es peor. Es justo lo contrario de lo que pasaba en el inicio de este mercado alcista: si la economía mejoraba era bueno para la bolsa, pero si la economía empeoraba era aún mejor porque se aprobaban nuevos estímulos monetarios.

Esto está en línea con lo que pienso desde hace tiempo: los estímulos monetarios han creado una burbuja en el mercado financiero, y en algún momento explotará.

Yo pienso que la Nota se recuperará de este enfriamiento de corto plazo y romperá en unos meses la barrera del 3%. La cuestión no es tanto si lo va a hacer o no lo va a hacer, que lo acabará haciendo este año o el siguiente, sino si lo hará de manera destructiva para la renta variable o de manera controlada. Recordemos que la bolsa suele anticipar unos 6 meses los hechos económicos. Históricamente la FED no ha sabido acompasar bien la subida de tipos con la inflación, se ha pasado de marchas y se ha cargado la economía. Difícil saber si es eso lo que temen las manos fuertes, pero el viernes pudieron dar una pista: el dato de empleo fue más bien malo, y en cuanto Powell dijo unas horas después de que habría subidas de tipos durante dos años, las bolsas americanas cayeron a plomo.

 En el gráfico bajo estas líneas en velas mensuales, parece que romperá la barrera del 3%, representada horizontal como próxima gran resistencia. El MACD acusa fuertes divergencias alcistas y ya ha superado el último máximo.




Una lectura en velas semanales, frente a la lectura en velas mensuales, presenta la contradicción de que, aún manteniendo la estructura alcista, hay una pérdida de momentum e incluso una divergencia bajista. ¿Habrá que esperar incluso hasta el año que viene para ver a la Nota romper la barrera de la rentabilidad del 3%?


A más corto plazo, en velas diarias, tenemos la misma situación de agotamiento, aunque no parece muy grave por ahora. Parece una pausa en el camino de la subida. Me da la impresión que hará algún mínimo más antes de retomar la subida.


A mi lo que más me preocupa es que de fondo aparece una sombra de duda sobre si la economía americana tiene un futuro tan brillante como dice la FED.

¿Es posible que hayamos visto ya el momento de mayor aceleración de la economía americana?

Es posible. Lo que no es posible es que la economía americana pase de la aceleración a derrumbarse en meses sin una caúsa mayor. La única causa que se me ocurre es que explote la burbuja financiera creada por la generación masiva de deuda por la FED y los Bancos Centrales. China tiene el 30% de la deuda americana, si iniciara una venta agresiva podría tumbar el sistema financiero mundial. Como eso no está pasando, sigo pensando en el escenario de lateralización, y que en algún momento habrá capitulación ante la presión bajista, y volverá la mano fuerte a posicionarse.

Si miramos al SP500 en velas mensuales, vemos que hay un evidente peligro de cambio de ciclo con un par de cierres mensuales por debajo de la zona de 2.550. Pero eso aún no ha pasado ni sabemos si va a pasar. Desde luego si abril cierra por debajo de estos niveles, y mayo cierra más abajo, cambiaré mi idea de lateralización de distribución por el de mercado bajista sin matices.
Las dos últimas veces que el sistema marcó cambio de ciclo, el índice se recuperó. Aún no estamos en una situación critica. Sugiero esperar un poco más antes de tomar partido.

En velas semanales se observa que aún no podemos dar por acabado el periodo bajista en el SP500, sigue totalmente activo sin asomo de vuelta. El miércoles pensé que había reacción alcista pero esta fue una vez más truncada, así que la semana ha acabado de la peor forma posible.
La pérdida de los 2.532 abre objetivos más bajistas, por ejemplo los 2.461 para replicar la primera pata bajista. Pero como esto no va de acertar, sino de reaccionar, seguiré esperando un giro alcista confirmado en cierra de vela semanal para entrar largo. Los objetivos bajistas me dan un poco igual, lo que espero es una capitulación y la entrada del dinero inteligente para poder sumarme.

Cada día el gráfico pierde solidez, si la mano fuerte no aparece pronto, el deterioro puede ser irreversible. En velas diarias se ve cómo en el SP500 se está jugueteando peligrosamente con la media de 200 sesiones, la frontera clásica que determina si un activo es bajista o alcista.


Y en ese juego peligroso también está el DOW, con la particularidad de que técnicamente ya ha entregado un mínimo decreciente, aunque sea por los pelos.
Sospecho que tras el rechazo en la media de las Bandas de Bollinguer (11 exponencial, 2) que se ve en este gráfico de velas semanales, y con el cierre bajista del viernes, nos vamos hacia la banda inferior en 22.851 y con un derrape hacia los 22.544 . Así que de momento no se me ocurre abrir largos. No veo largos si el DOW no es capaz de cerrar por encima de los máximos de la semana pasada, zona de 24.600.

El Nasdaq100 es el más volátil de los 3 índices americanos más importantes, y ya ha cumplido con una segunda pata bajista igual que la primera. Además es el único que aún presenta máximos crecientes y mínimos crecientes. ¿Resistirá? En velas semanales me inclino a pensar en una visita al menos a la zona de los 6.200. Por debajo, los 6.000 son un número redondo con mucho imán.

Si miramos hacia Europa, obviamente las cosas están peor, al menos desde una perspectiva de largo plazo. En velas mensuales tenemos el Eurostoxx con aspecto bajista, probablemente para muchos meses:

Esta semana ha tratado de enmendarse, pero por ahora es bajista, y para creerme la reacción alcista, necesito ver un cierre semanal por encima de los máximos del mes pasado, zona de 3450


Con el IBEX pasa algo muy parecido. Es un índice técnicamente bajista que amenaza rebote, y los rebotes hay que tomarlos como tales. Son oportunidades para abrir cortos o para deshacer posiciones. Bajo estas líneas, en velas semanales, parece desarollando un rebote con una divergencia alcista de corto plazo. No pasará de eso mientras no consiga cerrar semanal por encima de los máximos mensuales pasados, zona de 9.811. Mientras tanto, es mejor estar fuera.
Parece haber reaccionado desde zona de soporte, pero echo en falta más fuerza. Me temo que volverá a testar zona de soporte, y de perderla, enfilará a los 9.000 e incluso más abajo.
********

Merece la pena estar atento a un posible giro alcista, sin precipitarse, esperando a confirmación semanal. La dinámica actual es peligrosa.

2 comentarios:

  1. Excelente análisis. Todo un lujo poder leerte, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe. Cada vez soy más pesimista. No hablo del rebioso corto plazo.

      Eliminar

Se agradecen consejos y críticas constructivas!