Páginas

domingo, 4 de marzo de 2018

Quizás veamos un respiro para la renta variable pero el largo plazo cada vez está más complicado

Se cierra un mes negativo para las bolsas, especialmente para el IBEX y el DAX, pero también para el DOW y el SP500.

Me parece que el mercado está complicado. Me temo que toca prepararse para un tiempo de mercados laterales y bajistas. Los mercados laterales me resultan muy incómodos porque obligan a ser muy preciso en la entrada y la salida. Los bajistas me cuestan porque tras las caídas verticales suelen tener rebotes muy profundos que confunden

Según los datos de Perpe, el flujo de fondos de inversión y ETF’s netos en Estados Unidos durante la semana previa a esta fueron otra vez negativos para las acciones americanas, mientras que el saldo neto es positivo para fondos de valores extranjeros, bonos y especialmente monetarios.

Desde el blog de Markettiming se avisa que la amplitud de mercado en Europa está ya deteriorada, aunque según los indicadores que manejan, el saldo del dinero inteligente sigue en positivo. Algo mejor ven al mercado americano, que está sufriendo más en lo que reflejan los índices que en la amplitud de mercado y el saldo del dinero inteligente.

La Bolsa de Psico hace un estudio muy detallado de los niveles a vigilar, que se han ido rompiendo, en las bolsas europeas.

Según la información diaria sobre los Hedge Funds que provee Cárpatos, estos siguen neutrales y con baja actividad, a la espera.

La rentabilidad del bono americano, bajo estas líneas en gráfico de velas mensuales, parece que tiene que ir a más, al menos a testar los máximos de enero de 2014. Si rompiera esa resistencia sería una señal de tremenda alarma para la renta variable. Mi impresión, por la velocidad que lleva, es que lo va a hacer en algún momento de este año. Habrá que seguir atentos.

Pero se observa en velas semanales, gráfico bajo estas líneas, que se está estancado. Creo que es un respiro antes de seguir subiendo. Si por el contrario retrocede, debería darle un nuevo tramo alcista más a la renta variable americana, quizás la última oportunidad para que las europeas levanten cabeza.


Renta Variable


El Dow Jones nos dejó la primera vela mensual roja en mucho tiempo, y la primera de esta relevancia en dos años. Es cierto que la vela de febrero tiene mucha mecha de rechazo por debajo y que la tendencia de largo plazo es impecablemente alcista, pero hay que ser precavidos porque veníamos de un nivel de sobrecompra extremo, y un ajuste "normal" nos puede llevar un 20% más abajo a lo largo del año.

En velas semanales, se ve que la última vela bajista ha vuelto a encontrar rechazo, pero me temo que lo más probable es que revisitemos la zona de mínimos anuales.
Se sigue pagando la sobrecompra. Lo menos probable es una salida inmediata al alza desde el precio actual porque, por muy intensa que esté pareciendo la corrección, estos ajustes suelen tomar más tiempo, proporcionales a la profundidad de la descarga inicial. Véase a modo de ejemplo la W de 2016 previa a todo este tramo de rally. Lo más probable es o bien una lateralización o bien una vuelta a mínimos anuales o incluso un poco más abajo en las próximas semanas. En cualquier caso, la tendencia sigue siendo alcista, sólo que estamos en un periodo de ajuste y es difícil hacer previsiones. Imposible saber si esto es el comienzo de un largo periodo de distribución o queda más tramo al alza antes del inveitable cambio de ciclo que algún día llegará.

Lo  que está claro, es que aún no hay señal de vuelta al alza.

Incluso el Nasdaq, que es el que mejor cara tiene de los índices americanos, sigue indicando en velas semanales que hay que estar fuera porque sigue en el proceso de eliminar la sobrecompra acumulada.
Como ninguno de los índices americanos ha llegado a perder la tendencia alcista de largo plazo, es muy factible que esto se quede en un aclarado para poder seguir subiendo un buen tramo más. Pero por ahora siguen sin señal de vuelta.

Si hacemos un poco de caso al indicador basado en los conceptos de NVI y PVI, y sólo se le puede hacer un caso muy relativo, la mano fuerte está sosteniendo el precio mientras la mano débil huye. Esta inferencia no casa con los datos reales de los saldos de los fondos y los hedge funds.

Vemos para el gráfico semanal del SP500 como  la mano fuerte está absorviendo las ventas en pánico de la mano débil. No me lo termino de creer. En cualquier caso, la mano fuerte también retrocede. En este indicador es más importante la tendencia del histograma que el valor neto.

En Europa los gráficos cada semana están peor. En el gráfíco del Eurostoxx bajo estas líneas se observa como se están pagando las divergencias bajistas europeas. Sólo un pequeño soporte de corto plazo da esperanzas para frenar la debacle. Yo creo que cederá, y desde luego no hay señal de vuelta.

En el DAX, parece que aún no ha huído el dinero inteliente, y la alcista de largo plazo se mantiene. Quizás haya esperanza aún. Lo cierto es que las medias que utilizo para decidir si un índice es alcista o bajista, están muy cerca de cruzarse a la baja, y cuando se cruzan a la baja no perdonan.

En el Ibex las cosas están peor. Ya estamos en la zona comentada semanas atrás (9.600-9.200) como zona de soporte. La siguiente es la zona de los 8.500, que hace unas semanas me parecía un castigo muy duro, pero viendo como se está desarrollando la situación, no descarto nada. El Ibex según mi sistema de cruce de medias semanales ya es un índice bajista de largo plazo.
Bien es cierto que si el Ibex está en zona de soporte y tiene espacio para dar un buen rebote sin perder su nueva condición de bajista.

En el Nikkei ya no queda mucha defensa más que la alcista de largo plazo. Es de esperar que sea capaz de ofrecer un rebote. Lo cierto es que las divergencias bajistas son claras y aún no hay señal de vuelta.



Renta Fija


Parece que el Tesoro Americano está haciendo suelo en zona de soporte. Si lo consigue, debería dar al menos un rebote dentro de su estructura bajista. Esto daría un respiro a las bolsas.
No hay señal de giro, pero estamos en zona de soporte, y está el amago de cortarse la sangría. A mi modo de ver se podría ver ese rebote como una oportunidad de abrir cortos. Hay que darle muchas semanas para que rebote, se aleje de la zona de soporte, y esperar a una nueva señal bajista. Estoy casi seguro que en ese rebote, por llegar, el dinero inteligente aprovechará para aligerar.

El Bund está formalmente en un lateral alcista de largo plazo, pero amenzado por divergencias bajistas, y habrá que ver si el rebote de corto plazo prospera, o es una oportunidad para esperar el momento de abrir cortos. Esa es mi impresión. Según mi sistema, en realidad ha entrado en fase bajista.


Forex


El Par Euro Dólar sigue en zona de confort por encima de los máximos de 2.017, en tendencia alcista, pero amenazado por las divergencias bajistas. Tengo la impresión de que necesita oxígeno antes de seguir subiendo y puede lateralizar un tiempo entre la zona de 1,21 y 1,25. Si va de nuevo a por la zona de 1,25 es muy probable que pague sus divergencias bajistas.Si pierde la zona de 1,21 aplicaría stop en las posiciones largas.


En el Euro Yen se observa claramente cómo se pagan las divergencias bajistas, hasta el punto de que podría llegar a perder su impecable tendencia alcista.


En el USD/YEN la tendencia bajista es clara, y trata de armar un rebote de corto plazo desde una zona de soporte de largo plazo. Entiendo que ese rebote acabará llegando y también dará oportunidad de abrir cortos más adelante para buscar los 100 e incluso perderlos.



2 comentarios:

Se agradecen consejos y críticas constructivas!