Páginas

viernes, 23 de marzo de 2018

A los giros no se llega tarde ni pronto, se llega justo cuando te lo propones

Ya estamos cerca de los niveles esperados del post de la semana pasada. Ahora la cuestión es manejar la situación y no dejarse llevar ni por la codicia ni por el pánico.

Me parece que la bolsa americana está peligrosa pero que aún no ha entrado en una fase bajista. Al menos por mi sistema de medias, sigue en fase alcista, y es lo que marca mi criterio. Además, a las manos fuertes no les ha dado tiempo a descargar las alforjas. No hemos visto un proceso distributivo, un largo lateral como el que tuvieron las bolsas europeas desde mayo del 2017 a enero del 2018.

Codicia sería entrar a capón, sin ningún signo de vuelta. Pánico sería no intentar entrar en un rebote por la mala sensación que da tanta noticia negativa, sobre la guerra comercial, sobre Cataluña, sobre facebook o lo que sea.

Otro tema son las bolsas europeas, que más que peligrosas, están ya en fase claramente bajista. Eso no significa que no vayan a rebotar, pueden rebotar perfectamente, y violentamente, pero cuando los índices están bajistas siempre hay más posibilidades de que las malas noticias se perpetúen más de lo esperado.

El cambio de paradigma que estamos viviendo las últimas semanas, no es tanto que la subida de tipos vaya a suponer que se retire dinero del mercado y la bolsa se desinfle, sino que tal vez la economía no va a dar tantas alegrías. Esto sería un escenario peligroso, pero por ahora vamos a pensar que no es así, que lo que dice la FED es cierto y que la economía americana está yendo a más.

El Nasdaq fue el único índice que consiguió hacer nuevos máximos, pero dejó unas divergencias bajistas muy acusadas, como se ve en el gráfico semanal bajo estas líneas.




Está aún en proceso de purga de toda la sobrecompra extrema acumulada hasta enero de 2.018. Como reacción a esa sobrecompra extrema, está ahora sobrevendido, y con mi sistema no puedo entrar largo hasta que se de el giro alcista que le permita salir de la sobreventa.
Para igualar la primera pata bajista, debería llegar a los 6.740 puntos aproximadamente, muy cerca de donde ahora se encuentra la banda inferior de Bollinguer (Exp 11, varianza 2). Ya estamos en una zona interesante para ver si hay un rebote,  a un 3% del punto óptimo.
De verse el rebote, con el índice saliendo de sobreventa, ¿dónde poner el stop de pérdidas?
Hay mucha gente que trabaja sin stop, no conozco el mundo profesional, me refiero a los minoristas, pero es gente que acaba desplumada. He podido ver algunos casos ya. Yo mismo quebré mi primera cuenta así. Así que yo estoy convencido de la necesidad de usar stops que no comprometan la pérdida de más de un 2% de tu capital como muchísimo. El stop clásico en esta situación sería algo por debajo del mínimo de febrero, pero para mi el stop debe ser el mínimo del giro, cuando este se produzca.

Es decir, primero se espera por la zona, que previamente se ha determinado como interesante para vigilar, al giro o rebote, y si se produce, ese debe ser nuestro stop. Sagrado. Ya habrá más oportunidades.

Yo trabajo con velas cerradas, normalmente en semanal, así que es un ejercicio de paciencia. Por el lado positivo, no se sobre-opera ni se vive esclavizado de la gráfica. Bien es cierto que los stops suelen ser lejanos y el tamaño de mi cuenta me obliga a trabajar con cantidades muy prudentes, precisamente para no arriesgar nunca más del 2% de mi capital por operación.

¿Cómo interpreto señal de giro?

Además de cierto gusto por Fibonacci, de la época que estaba obsesionado con las ondas de Elliot, me queda la fijación por observar movimientos más rápidos y profundos en sentido contrario al dominante. Es decir algo así como lo que he redondeado en el gráfico del Nasdaq en velas horarias:
Son movimientos bruscos de rebote. Para mi es ahí donde hay que marcar el stop y olvidarse de lo demás. Si además esos giros están en las zonas clave, y vienen acompañados de volumen, se pueden dar por buenos. Si además hay mucha mecha por abajo, fantástico. De las figuritas paso, como mucho un doble suelo o un triple suelo, más que nada porque eso es una marca de soporte.

Donde no recomiendo ahora mismo buscar giros alcistas es en la zona de soporte de Europa. El soporte está pinchado, el índice está en tendencia bajista, tanto por mi sistema como desde un punto de vista clásico con máximos decrecientes y entregando nuevos mínimos.
¿Quiere decir eso que el Eurostoxx no podría girarse?
No, el Eurostoxx puede girarse, pero es menos probable, y ahora conviene darle tiempo para que en todo caso recupere su estructura alcista, al menos con un mínimo creciente. Ya habrá tiempo.

Del Ibex, mejor ni hablamos. De vez en cuando leo alguna noticia, como por ejemplo las entradas de nuevos socios en el Santander como Capital Group, y me pregunto si será eso verdad de que va entrando dinero inteligente, de manera silenciosa, en los índices europeos. Pero la verdad es que mientras sigan cayendo, ¿por qué no dejar a la mano fuerte que haga el trabajo sucio? Cuando hayan terminado de entrar, comenzará a subir, y ese será el momento para entrar. No antes. Y eso no será tarde.

Si los americanos podrían perfectamente caer otro 5%, el IBEX se podría zampar el último asidero en los 9.200 e irse a los 8.500... sólo es un 8% más abajo de la zona actual. Así que prudencia y cautela, y no intentar anticiparse a los giros, sino que hay que esperar a que se produzcan con nitidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen consejos y críticas constructivas!