Páginas

domingo, 11 de febrero de 2018

Vistazo previo a la semana del 12 de febrero: T-Note, Bund, SP550, DAX, Ibex, Brent


Los objetivos bajistas en la renta variable que apuntaba en la entrada de la semana pasada ya se han alcanzado. Ha sido una semana muy dura para la renta variable. No pensé en un ajuste tan rápido. Esto me hace pensar que aún no se ha visto lo peor y que estos niveles actuales sólo son un nivel propicio para frenar temporalmente la corrección. Quizás sea un nivel para probar fortuna con un stop muy ceñido y buscar al menos un rebote, quizás sea un nivel de soporte de mantequilla porque aún no hay síntomas de vuelta.

Hablo de corrección porque aún es demasiado pronto para pensar en un cambio de tendencia en índices tan sanos como los americanos. Debería verse un periodo de distribución, más o menos horizontal, de muchas semanas, antes de verse un cambio claro de tendencia. En peor estado que la renta americana está el atribulado DAX, como veremos más adelante.

Renta Fija

Vamos a empezar, como la semana pasada, echando un vistazo a la renta fija, principal competidor que tiene la renta variable por captar el capital de los institucionales.

Con la subida de la rentabilidad de la renta fija, Las Letras del Tesoro Americano a 10 años han pinchado el soporte de largo plazo, como se ve en velas mensuales:


Lo que fue zona de máximos durante la década  1.998-2.008 es la actual zona de potencial rebote. Si desde aquí no se arma un rebote, la renta variable va a tener un enemigo formidable: renta fija de muy bajo riesgo y rentabilidades decentes. El hueco para la caída es tremendo.

Si nos fijamos en plazos menos largos, en velas semanales, podríamos pensar que no sólo se está perforando la zona de soporte, sino que puede haber hecho un throwback a los mínimos 2.103-2.016, sin recuperarse, confirmando la amenaza de seguir cayendo.

Pero con soportes de tan largo plazo hay que ser muy prudentes. Es cierto que se ha pinchado, y tiene muy mala pinta, pero vemos que en el corto plazo, en velas diarias, puede haber encontrado algo de pie en la base del canal bajista:

Ya sabemos que los soportes no son líneas mágicas, sino zonas de referencia. El precio sigue estando en la zona, y se puede confiar aún en un rebote. Se puede ver en el gráfico de arriba que aún es posible una estabilización e incluso un rebote. Para ello, es necesario que la cotización rompa al alza el canal bajista de corto plazo, representado con la directriz roja, y de esto no hay señales por ahora.

Y en el caso del BUND en semanal, la situación es muy parecida, sólo que no hay asideros de corto plazo. En velas semanales parece que aún no ha encontrado punto de apoyo. Se han perdido niveles de soporte horizontales, y la esperanza ya está un poco más abajo, en la base del canal bajista.

Bastante mala pinta por tanto.

Renta Variable

Mi conclusión es que hay mucho riesgo de que no se haya visto lo peor. Dicho esto, tampoco veo por ahora que estemos en un cambio de tendencia, sino que de momento parece una corección severa. Parece que lo que más ha movido el mercado es que haya minoristas haciendo caja. Cuando hablo de minoristas me refiero a personas o compañías que no mueven

Si miramos en el SP500 contado, en el rabioso corto plazo en velas de 30 minutos, no hay ningún elemento que nos lleve a pensar que la reacción alcista del cierre del viernes vaya a ser un punto de inflexión. Es muy pronto para saberlo. De momento sólo se observa lo típico de las situaciones bajistas: caídas duras y rebotes que provocan enganchones entre los más optimistas.

En verde, voy pintando en el gráfico la base de un posible canal bajista, pero es sólo una elucubración. También se puede observar una directriz bajista acelarada, en rojo. Por debajo de esa bajista, en mi opinión no se debe entrar en largo. Y si se hace, no hacerlo al menos sin usar stops ceñidos al último mínimo.
Quizás, si se viera esta semana un máximo de corto plazo por encima del contado en 2.723 se podría arriesgar un poco más en el lado largo. Pero para mi, que me he vuelto muy conservador y descreído, si no se ve un rebote por encima del fibo del 61,8% en 2.743, es mejor olvidar el lado largo, salvo que se trate de especular en el corto plazo y con stops muy ceñidos.

Ya sé que parecen precios ahora atractivos para hacer cartera pensando en el largo plazo, pero no hay que fiarse porque aún no veo capitulación. No ha llegado la sangre al río. De hecho, los institucionales no se han inmutado, ni aumentan posiciones ni desinvierten, como se puede ver en el gráfico de abajo en velas diarias.

No se ha llegado a una sobreventa extrema ni siquiera en velas diarias, y los únicos que se han asustado son los minoristas, que han corrido a poner a salvo sus ganancias del 2.017. No hay motivo para pensar que los institucionales vayan a entrar a comprar, o incluso que no vayan a comenzar a desprenderse de renta variable. Mucha precaución por tanto con los rebotes, que pueden ser en falso.
Semanalmente, que es como me gusta mirar el mercado porque me parecen más fiables las conclusiones, más de lo mismo: los niveles de soporte relevantes están muy lejos y no hay motivo para pensar que se ha tocado fondo.
Ni hay sobreventa importante ni se han liquidado posiciones significativas entre institucionales o minoristas. Ahora mismo la directriz alcista está un 7% abajo, en los 2.425 aprox. Si vamos hací ahí con velocidad, me extrañaría mucho que sirviera de apoyo, es sólo una línea pintada en el gráfico.

En el DAX ya estamos cerca de niveles significativos. Para mi, que resistan los mínimos de 2.107 es relevante, en la zona de los 11.400. En el caso del DAX, los institucionales están huyendo del mercado, y los compradores más activos en las semanas previas fueron los minoristas.

Sorprendentemente, en el IBEX no veo en semanal a los institucionales huyendo. Tampoco hay sobreventa aún.
Eso sí, la zona de 9.200, zona de mínimos de 2017, se ha quedado muy cerca. Por mi sistema de referencia, otra semana igual de mala que le arranque al IBEX más de un 5% y perfore los 9.200, me llevaría a pensar que este índice ha entrado en un cambio de ciclo. Mientras tanto, es la perfecta arena de combate para especuladores de corto plazo que quieran cazar rebotes con stops ceñidos. Si no se ve la entrada de estos especuladores, menos razón aún para hacer cartera.

Mercado Brent

Y para acabar por hoy, un vistazo al mercado del Brent en velas diarias. Me parece interesante tenerlo en cuenta como nuevo factor potencial de desastabilización de la renta variable. Caídas excesivas en el precio del barril de brent, tienen efecto directo en las compañías del sector, muchas de ellas muy endeudadas, y esto -de prolongarse- acaba impactando por impagos al sector financiero que las financia.

Aún estamos lejos de eso, y además no se ha llegado a la zona de soporte de 56$-57$, pero conviene tenerlo en el radar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen consejos y críticas constructivas!