Páginas

lunes, 12 de octubre de 2015

Nuevos vientos: IBEX en revisión semanal

El miércoles 30 de septiembre escribí un post llamado "¿Rebote o suelo?", en el que explicaba que, aunque mi impresión era que estábamos ante un rebote, se podrian establecer unos criterios para detectar algo más serio, en principio un suelo de corto plazo.

Los criterios se han cumplido tanto en el SP500 como en el IBEX. Finalmente añadía: "Aún le quedaría mucho trabajo por delante a ambos índices para sanearse, pero este sería el primer paso que deben dar para que se pueda descartar la idea de un mero rebote. Al menos habrían hecho un suelo de corto plazo, y se podrían establecer metas más exigentes para pensar en un suelo de medio plazo posteriormente."

Yo pensaba en una probabilidad altísima que era un rebote y que nos íbamos al hoyo, y aún colea en mi mente esa idea, me cuesta desembarazarme de la visión bajista. Veo que no tenemos una subida impulsiva en tendencia en el IBEX, pero si los bancos centrales se empeñan en que la bolsa no caiga y el público participa de esta idea, las cotizaciones al alza se pueden prolongar durante mucho más tiempo. Trataré de apartar todo lo que pueda la subjetividad, y vamos a ver qué metas son las exigibles para un suelo de medio plazo para unos meses, que lo distinga de un suelo de corto plazo para unas pocas semanas.


Sigo apoyándome en la idea de largo plazo de que desde los mínimos de 2.012 estamos desarrollando una onda c terminal, probablemente con extensión de primera "1x" en el gráfico bajo estas líneas. Voy a suponer que en los mínimos recientes se finalizó la onda 2.
Tendría alguna variante sobre este esquema, pero a efectos prácticos para los próximos meses es irrelevante. Se ve en gráfica semanal la llamativa brevedad de la onda 2 sobre la onda 1, sólo posible en una pauta terminal.
Para ver en más detalle las últimas vueltas que le he dado a esta idea ver el post "revisión trimestral" del 5 de octubre. Estas vueltas vienen de antiguo ante la imposibilidad de dar con un impulso tendencial desde el 2.012. Para pensar que la onda 2 ha terminado no hay más remedio que trabajar con un abcde, cuya onda e es el triángulo neutral que seguí durante meses. La E del propio triángulo neutral e también fue una corrección compleja rematada en un triángulo no restrictivo, que me hizo perder el hilo en la zona de 11.330, momento del final ortodoxo de la onda 1x.
A posteriori es mucho más fácil ordenar las piezas. Sigo aprendiendo a marchas forzadas. Hace poco me he suscrito a los servicios de forecast de Glenn Neely y son un ayuda para evolucionar, a la vez que observo -con vergonzante y pobre consuelo- como el propio Neely, mi referente en los análisis de Elliott, también sucumbe ante la dificultad de las ondas complejas.
Tras las alzas de esta semana, Neely está mucho más abierto a la posibilidad de ver nuevos máximos en el SP500 antes del cambio de ciclo bajista, lo que me anima a pensar que el IBEX también lo va a lograr con su onda 3 y que mi esquema de c terminal puede ser acertada.  De los tres escenarios que Neely manejaba hace unas semanas, se ha quedado con el que le parecía entonces más improbable: En este escenario aún no estamos en el comienzo de un mercado bajista de largo plazo.
Tampoco se trata de volverse alcista sin preaución alguna, los reversals bajistas trimestrales que he venido señalando siguen vigentes, así como los MACD mensuales cortados a la baja... pero los niveles de cierre de esta semana sin duda invitan al optimismo.
El índice occidental que mejor aspecto técnico presenta desde los mínimos del 2.012 es el MIB italiano, y pese a la tormenta se las ha apañado para mantener una envidiable estructura alcista en términos de análisis de ondas de Elliott, con las posibilidades abiertas a una prometedora doble extensión:
Para más detalles de este recuento ver este post en www.bfractal.com

Bien,  a partir de esta idea de la c terminal del IBEX con onda 1 extendida, podemos exigir los siguientes patrones para la verificación del escenario:

Suponiendo finalizada la onda 2, límites temporales de la onda 3


Al tratarse de una terminal no podemos marcar exigencias temporales muy concretas, pero como marco general, hay que pensar que esta c terminal es parte de un abc  que forma una pauta global, una B de largo plazo, y debe ser proporcionada a la A en tiempo.
 He estado estudiando gráficos de Neely y entiendo que esta exigible proporción temporal de la B respecto a la A es bastante laxa, pero hacia el verano del 2.018 debería estar la c terminal acabada. Voy a establecer como frontera temporal que la B no consuma siete u ocho veces más tiempo que la A, siendo mucho más probable que esta relación no pase de 6, y eso coloca la primavera-verano del 2.017 orientativamente como final probable de la B. Es un rango temporal muy amplio, pero no se puede precisar más.
En cualquier caso, ya se habría consumido el grueso del tiempo disponible de B, de manera que las ondas 3, 4 y 5 tienen que ejecutarse aproximadamente en un plazo de tiempo similar al consumido por la suma temporal de las ondas 1 y 2, o en todo caso inferior. Eso apuntala mi idea del escenario de extensión de onda primera en la terminal, que es el patrón más común, y concuerda con el retrazado de fibonacci del 38% hecho por la onda 2, que es el comportamiento habitual.
En las pautas terminales de extensión de primera, el avance en favor de la tendencia (en este caso alcista) es un tanto lento, pastoso, tirando de bola de cristal cabría pensar que la onda 3 podría alcanzar su cénit en la segunda mitad del 2.016. Estaríamos en un escenario alcista hasta que se alcance un nuevo máximo y comience la onda bajista 4.

Suponiendo finalizada la onda 2, límites de precio de la onda 3


La onda 3 no debe superar el 62% de la onda 1, y dando por finalizada la onda 2, esto supone un límite en la franja 12.500 - 12.900. Depende de si utilizamos para el cálculo el máximo global de la onda 1, en los 11.885 o el final ortodoxo de la onda 1, algo inferior.
Por otra parte, aunque he oído sobre algún recuento que lo admite, yo no conozco casos en los que la onda 3 no consiga un nuevo máximo global para la pauta, esto la coloca por encima de los 11.885 en una altísima probabilidad, y desde luego arruinaría este escenario si no llega a la zona de los 11.330.
Por último, hay que recordar, que si estamos haciendo una plana de largo plazo como yo creo, hay un objetivo pendiente para la onda B en la zona de 12.500. Este objetivo se podría lograr con la onda 5, pero también pudiera ser alcanzado por la onda 3.


¿Realmente la onda 2 ha acabado?


Eso parece por la reacción veloz del precio al alza. Me ha sorprendido por escueta y rara. Se ha marcado suelo en el retrazado del 38% de la onda 1, y ese es el nivel de libro para la onda 2 en una terminal de extensión de primera, aunque es aceptable hasta un 62%. Pero no es tan fácil determinar cuál es el grado de la pauta que acabó a finales de septiembre. Podría haber sido la onda 2 o sólo una parte de la onda 2.
Me gustaría tener claro un recuento para la onda 2.
Por una lado está el recuento de Psico, que ha funcionado muy bien, pero a mi no me sirve para una onda 2 que debe ser correctiva. Como mucho me podría servir para la onda A de un ziz-zag, así que no estaría la onda 2 completa. Esta sería su idea:
Si sobrepasa la zona de los 10.700 hay que descartar la posibilidad de un ziz-zag en formación para la onda 2, ya que la onda B de un ziz-zag no corrige en más de un 62% a la onda A. Recordemos que la única corrección que puede empezar por un 1-2-3-4-5 es un ziz-zag, o na corrección más compleja como un triángulo que empiece su onda A como un ziz-zag.
Yo parto de que la onda 1 acabó en la zona de los 11.300, con lo que para adoptar este recuento de las 5 ondas en impulso tendencial, tendría que hacer una pequeña variante en el inicio y sobre todo pensar que la onda 2 no ha acabado, sino que el suelo es de relativo corto plazo, ya que lo que ha terminado es sólo una onda A:
Y en este caso, la zona que no debe ser batida por el final de la onda B serían los 10.534. La onda B, si realmente estuviéramos ante un ziz-zag, debería tener vida como poco hasta el 17 de noviembre, pero más probablemente extendiéndose más allá de febrero de 2.016, generando un insufrible lateral 9.200-10.550.
No me gusta mucho esta idea porque no soy capaz de leer la onda ii y porque me parece muy lenta la pauta para ser una onda A... y concretamente, me parece muy extensa la onda iv en proporción a la iii. Hay una relación de 1:6 en tiempo, y eso es más propio de una B respecto a una A. Sólo retomaré esta idea si efectivamente nos encajonamos unas cuantas semanas o unos pocos meses en un lateral 9.200-10.550.

Por otra parte, no tengo un recuento alternativo que me convenza.

La única forma de saber que ha acabado la pauta completa es que ver que se retrocede en menos tiempo que lo que tardó en formarse. Si no superamos al menos la zona de los 11.300 antes del 17 de noviembre hay que pensar que la onda 2 sigue desarrollándose. Sería la señal que marque la diferencia entre un suelo de corto plazo y un suelo de medio plazo.

Ante esta dificultad para establecer pronósticos fiables, no me queda más remedio que quedar a la espera y seguir observando. Como decía en el último post habrá que observar el próximo recorte, ver su profundidad y velocidad para sacar conclusiones.

Conclusiones


Para pensar  que la onda 2 ha terminado deberíamos superar la zona de los 11.300 antes del 17 de noviembre. Eso me haría pensar que hemos cerrado el capítulo bajista y hay que mirar hacia los 12.500, donde hay un objetivo pendiente de largo plazo. Al tratarse de una pauta terminal, la capacidad predictiva probablemente siga siendo bastante limitada: nos estaremos moviendo con pautas complejas y contínuas idas y venidas, pero llegados a los 11.300 hay que tener paciencia y mantener predisposición alcista.
Si por el contrario, no llegamos a esta zona antes del 17 de noviembre, especialmente si no rompemos la zona de los 10.550, es muy posible que estemos en un lateral que se extienda en el tiempo contenido en el rango 9.200-10.550, con un un muy alto riesgo una vez concluido el lateral, no antes del 17 de noviembre, de ver otro segmento bajista proporcional a las caídas de agosto, que presumiblemente daría final a la onda 2. A la conclusión de la onda 2, habría que trabajar con decisión el lado largo, la recompensa sería notable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen consejos y críticas constructivas!